miércoles, 24 de enero de 2018

XX MEIO MARATONA MANUELA MACHADO

 Este fin de semana, un año más nos fuimos hasta Viana do Castelo para participar en su XX Meia Maratona "Manuela Machado".

En un ambiente lluvioso pero sin demasiado frío, y con más de 2.500 participantes, nos dispusimos a darlo todo en esta clásica del invierno.




En la salida, foto con nuestros amigos de Trives, Tino, que debutaba en la distancia, Ricardo y Pío, ya habituales en estas lides desde hace treinta años.
 

De salida, nos pusimos atrás del todo, para hacer nuestra carrera e ir cumpliendo el objetivo de correr por debajo de siete minutos por km.

 
Entre tanto, las chicas, Merce y Raquel, hacían su "camiñada" sobre 5 kms., bajo una fina lluvia.
 
 
Poco a poco fuimos cubriendo el recorrido, que en su primera parte es básicamente ascendente, para doblar el kilómetro 10 en 1h 08, lo cual nos hacía albergar importantes esperanzas.
 

Por delante iban llegando otros barquenses como Abel en 1h 37, Elena en 1h 52, Ana en 1h 54, y los Triveses Vieites en 1h 59 y Pío Domínguez en 2h 09.









El esfuerzo tuvo su recompensa y tras un emocionante sprint lanzado como siempre por Paco Bao, conseguimos entrar en meta en 2h 22´y 56" de tiempo real, cumpliendo así con lo previsto, en los puestos 2444, 45 y 46.




 
En resumen, muy satisfechos de finalizar otra medio maratón, que en mi caso suponía la número 100 de las que tengo registradas.





 
Poco después finalizaría Tino, demostrando que si se quiere, se puede.



Y tras recibir la bonita medalla de recuerdo, ¡cómo no!, la clásica entrevista al más famoso de los corredores, Paco, que supo responder de acuerdo a su enorme categoría deportiva y humana.






 En el horizonte para Miguel y Paco, la maratón de Roma que correrán el próximo 8 de abril. Yo por mi parte, tengo el calendario algo atascado, pero todo se andará. ¡Hasta otra amigos!



domingo, 11 de junio de 2017

CARRERA DE LA ANTIGUA. VALLADOLID

Después de la maratón de Praga, me había hecho la idea de participar en las medio maratones portuguesas del "Douro Vinateiro" y de "Caminha". De hecho me había inscrito junto a mi hermano Fernando, el de Panamá, que pasaba aquí un mes de vacaciones. Pero ya se sabe que no siempre las cosas salen como las planeamos, y entre mis problemas de espalda y circunstancias familiares imprevistas, nos obligaron a renunciar, de manera que a Caminha tuvo que acudir tan solo Miguel Angel Martínez.


Para resarcirnos, decidimos anotarnos a una carrera de cierta tradición que se celebraba este domingo en Valladolid, la carrera de "la Antigua", sobre 8,2 kms. La Antigua es una de las iglesias más señaladas del casco viejo de Valladolid y cuenta con una afamada torre románica que es uno de los símbolos de la ciudad. La carrera estaba organizada por la Asociación de Atletas Populares, que junto a Trotapinares y Atletas Veteranos, son las tres organizaciones más importantes de la provincia.






Este año se celebraba la XXIII edición, y resulta curioso, que consultando mis basas de datos, yo participé en las tres primeras ediciones, del 95 al 97.

El día amaneció completamente despejado y sin una brizna de aire, con una temperatura que a primera hora de la mañana ya superaba los 23 grados, lo que se notaría luego en el tremendo reseco de las gargantas al correr. El circuito de dos vueltas y medía transcurría en gran parte por el centro histórico que conforman además de la Antigua, la plaza de la Catedral, la de la Universidad, Santa Cruz, casa de Colón, Iglesia de la Magdalena, San Pablo, San Martín y teatro Calderón, con meta en la plaza de Portugalete.

Por supuesto, Fernando, a pesar de que en este mes apenas ha entrenado y ha cogido algunos kilos, pudo clasificarse en el puesto 63 con 32 minutos y 47 segundos, a una media de 4 minutos el km.

 





Yo por mi parte, bastante hice con acabar el 415 de los 427 que acabaron la prueba en 50 minutos y medio aproximadamente.






En meta me encontré con mi amigo Pachín Ruiz, compañero del equipo de cross infantil de mi colegio, y que en esta ocasión estaba entre la organización.

Gracias a Raquel, que como siempre, además de animarnos, anduvo corriendo de un lado para otro para hacernos las fotos.





 
Muy satisfecho por volver a esta carrera y sobre todo uy emocionado por compartir de nuevo con mi hermano Fernando todas las emociones y el cariño que nos tenemos mutuamente.

Y para acabar, un grupo de buenas fotos por gentileza de persigueme.es